Las parroquias en el oeste de Oregon comenzarán a preparar a los niños para el sacramento de la Confirmación en séptimo grado. El consejo presbiteral, un organismo diocesano asesor compuesto por sacerdotes, votó unánimemente a favor del cambio.

 

El sacramento se ha conferido a estudiantes de preparatoria en Oregon durante décadas.

 

En una carta del 13 de junio a los sacerdotes, el arzobispo Alexander Sample manifestó que varios clérigos y laicos pidieron el cambio, que ya se ha puesto en práctica en otros lugares como la Arquidiócesis de Seattle, la Arquidiócesis de Filadelfia y la Diócesis de Santa Rosa.

 

“Entre las razones que motivaron esta solicitud estaban el deseo de que nuestros jóvenes recibieran el don del Espíritu Santo a medida que pasan de la adolescencia a la edad adulta, la oportunidad para que los destinatarios ejerzan las gracias de la Confirmación a través de un ministerio cristiano significativo durante sus años de escuela secundaria y para garantizar un aumento en los católicos confirmados”, dijo el arzobispo Sample a los sacerdotes del oeste de Oregon.

 

El arzobispo dijo que quiere eliminar la percepción de que la Confirmación constituye una graduación de la iglesia y es principalmente una elección personal.

 

En cambio, explicó el arzobispo, la confirmación es "el don dado gratuitamente por el Espíritu Santo que desea que todos los bautizados participen activamente en el misterio pascual como auténticos testigos de Jesús en el mundo".

 

Las parroquias tienen la opción de hacer el cambio ahora o introducirlo gradualmente, asegurándose en cualquier caso de que nadie se quede afuera.