Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | EL CENTINELA ARCHIVO
El Centinela | Portland, OR Domingo, 24 de Septiembre de 2017
Peregrinos de Portland recorren las calles con la Virgen de Fátima Celebraciones por el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima Misa Mariachi 2017 Cinco de Mayo 2017 Marcha del 1ro. de Mayo 2017 Conferencia Pastoral de Ministros 2017 Semana Santa 2017 Reliquia del Papa Juan Pablo II Caminando con Jesús PDX Rito de Elección 2015 Misa Maya con Arzobispo Alexander Sample Concierto 'Vive tu Fe' Misa Mariachi Cinco de Mayo Ordenación Obispo Peter Smith Canonización en Roma Semana Santa 2014 Misa del Santo Crisma Pascua Juvenil 2014-Turner, OR. Bring Them Home/Traerlos a Casa Libertad Religiosa Cinco de Mayo Visita del Papa a México y Cuba Ciudadanía para Mónica Diaz Virgen de Guadalupe 2011 Jornada Mundial de la Juventud- Madrid 2011 Misa Mariachi en el Cinco de Mayo con Arzobispo John Vlazny Terremoto y Tsunami en Japón Beatificación de Juan Pablo II Tornado en Aumsville, sureste de Salem Bicentenario de Independencia de México Congreso de Jóvenes de Portland Mundial Sudáfrica 2010 Terremoto en Chile Haití sumida en la destrucción Fiesta de la Virgen de Guadalupe Mes de la Hispanidad 2009 Visita de Obama al Papa en El Vaticano Papa en visita a Tierra Santa Posesión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama Bodas de Plata del Arzobispo John Vlazny Reunificación de la Familia Díaz Elecciones 2008 Beatificación en Roma Jornada Mundial de la Juventud 2008 en Sydney Ingrid Betancourt- Momentos de libertad Un año de la Redada en Portland-Junio 2008 Visita del Papa a Estados Unidos-Abril 2008 Galería de Fotos

Binational Health Week 2017

Inicio : Comunidad y Fe : Columna Arzobispo Alexander K. Sample 24 de Septiembre de 2017

17 de Noviembre de 2014 10:37:00 AM
Historia de dos Sínodos

Arzobispo Alexander K. Sample


En nuestra reciente reunión de la Conferencia de Obispos Católicos en Baltimore, MD, los obispos de los Estados Unidos que participaron en el reciente Sínodo Extraordinario sobre los desafíos pastorales de la familia informó sobre sus experiencias. Uno de ellos, el Cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, habló de una "historia de dos sínodos". Con esto quería decir que el sínodo presentado por gran parte de los medios de comunicación no concuerda con lo que él vivió durante el sínodo. En tono de broma dijo que quizá él estuvo en otro sínodo.

Me gustaría referirme a este tema y compartir con todos ustedes lo que parece haber pasado por alto en gran parte de la información presentada sobre el sínodo. Si tuviéramos que depender estrictamente de la forma en que se presentaron los informes del sínodo, gran parte, si no es que la mayoría, de los medios de comunicación, habríamos llegado a la conclusión de que el sínodo se trataba de batallas entre los obispos de todo el mundo sobre cuestiones de la Sagrada Comunión para los divorciados y vueltos a casar y la respuesta de la Iglesia a las personas con tendencias homosexuales.

Pero una cuidadosa lectura del informe final o "Relatio" nos cuenta una historia muy diferente. Los padres sinodales hablaron de muchas cuestiones relacionadas con los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización. Especialmente importante para nosotros los "americanos" es entender que los problemas y desafíos que enfrentamos aquí son muy diferentes de aquellos experimentados en otras partes del mundo. Nuestros retos no son más importantes que los del resto del mundo.

El informe final a que me refiero en realidad contiene muchas reflexiones alentadoras y edificantes sobre la importancia del matrimonio y la vida familiar en el mundo de hoy. Las parejas casadas y las familias deben tener una gran fuerza y el aliento de los pastores de la Iglesia sobre este importantísimo tema.

Por ejemplo, más de una vez, los padres sinodales expresaron gratitud y aliento a las numerosas familias de todo el mundo que, a través de luchas y momentos difíciles, los cónyuges se mantuvieron fieles entre sí y al pacto matrimonial. "Con alegría interior y la comodidad de profundidad, la Iglesia mira a las familias que permanecen fieles a las enseñanzas del Evangelio, animándolas y dándoles las gracias por el testimonio que ofrecen. De hecho, son testigos, de manera creíble, a la belleza de un matrimonio indisoluble permaneciendo siempre fieles a los votos que se dieron"(Relatio Synodi, 23).

Señalo esto porque muchas parejas casadas han expresado desaliento ante mí por la forma en que les llegaba la información sobre el sínodo, por gran parte de los medios de comunicación. Muchas de estas parejas han luchado intensamente, a veces llevando pesadas cruces, por permanecer fieles a las promesas hechas en el día de su boda.

Es cierto que hay muchas familias y matrimonios que han luchado y que han sido heridos por las dificultades de muchos tipos. Pero muchos por desgracia, han terminado en la separación y/o divorcio. El dolor y la desilusión que ha dado lugar y el cuidado pastoral de la Iglesia para estas familias heridas, en ningún caso debe ser disminuido. De hecho, el sínodo fue dirigido, en gran medida, a encontrar maneras de llegar a ellos y darles alivio. Pero no debemos olvidar y empequeñecer el testimonio heroico de tantas otras familias que han logrado permanecer intactas en medio de grandes luchas.

El informe final del Sínodo también destaca algunas de las más hermosas enseñanzas que hemos recibido durante estos años transcurridos desde el Concilio Vaticano II. A partir del Vaticano II, la Constitución pastoral Gaudium et spes, que bellamente describe el matrimonio como una "comunidad de vida y amor", a través de algunas de las más recientes enseñanzas del Beato Pablo VI, San Juan Pablo II, el Papa Emérito Benedicto XVI y el Papa Francisco, el informe final del sínodo, lejos de disminuir la belleza y la verdad de la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio, la hace sobresalir para que la apreciemos de nuevo.

La referencia a la encíclica del beato Pablo VI, Humanae Vitae, defiende la unión inseparable entre el significado unitivo y procreativo de la unión sexual de un hombre y una mujer en matrimonio. La hermosa exhortación apostólica de San Juan Pablo II, Familiaris Consortio, también recibe atención prominente. La enseñanza del Papa Benedicto XVI en Deus Caritas Est se destacó también, así como la enseñanza del Papa Francisco en Lumen Fidei.

Digo esto para disipar cualquier temor (o expectativas) de que la Iglesia se prepara para cambiar cualquiera de sus enseñanzas, que emergen de la Sagrada Escritura y de la Tradición, de la naturaleza del matrimonio, ya que viene de la mano del Creador. En particular, no se esperen ningún cambio con respecto a la indisolubilidad del matrimonio, la maldad moral de la anticoncepción artificial y la actividad sexual fuera del matrimonio, y la naturaleza del matrimonio como exige la complementariedad de los sexos, es decir, como siempre y para siempre entre un hombre y una mujer.

Es cierto que hay desafíos pastorales serios que enfrentan la Iglesia en el campo pastoral, tomando en cuenta la realidad del matrimonio y la vida familiar como los encontramos en el mundo de hoy. El ideal del matrimonio no siempre se realiza, y la Iglesia no trata de "meter la cabeza en un agujero" y no reconocer y enfrentar estas realidades con un corazón amoroso. Nuestra respuesta pastoral a estas realidades y desafíos será el tema de los preparativos para el sínodo del año que viene como una continuación que acaba de terminar. Así que ¡estad atentos!

Mientras tanto, una cosa ha quedado clara para mí. Estamos, en gran medida, cosechando el fruto de 50 o 60 años de esfuerzos insuficientes y fallidos para enseñar claramente sobre la naturaleza, el significado y propósito del matrimonio. Por lo tanto, voy a empezar, en estas columnas, una catequesis detallada sobre el matrimonio y la familia, fundada en las enseñanzas extensas y hermosas de Cristo y de su Iglesia. Que el Espíritu Santo nos guíe a todos a medida que tratamos de construir la familia, la "Iglesia doméstica".

 

 

 





Búsqueda Avanzada


Copias Parroquia

Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved