Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | EL CENTINELA ARCHIVO
El Centinela | Portland, OR Viernes, 22 de Septiembre de 2017
Peregrinos de Portland recorren las calles con la Virgen de Fátima Celebraciones por el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima Misa Mariachi 2017 Cinco de Mayo 2017 Marcha del 1ro. de Mayo 2017 Conferencia Pastoral de Ministros 2017 Semana Santa 2017 Reliquia del Papa Juan Pablo II Caminando con Jesús PDX Rito de Elección 2015 Misa Maya con Arzobispo Alexander Sample Concierto 'Vive tu Fe' Misa Mariachi Cinco de Mayo Ordenación Obispo Peter Smith Canonización en Roma Semana Santa 2014 Misa del Santo Crisma Pascua Juvenil 2014-Turner, OR. Bring Them Home/Traerlos a Casa Libertad Religiosa Cinco de Mayo Visita del Papa a México y Cuba Ciudadanía para Mónica Diaz Virgen de Guadalupe 2011 Jornada Mundial de la Juventud- Madrid 2011 Misa Mariachi en el Cinco de Mayo con Arzobispo John Vlazny Terremoto y Tsunami en Japón Beatificación de Juan Pablo II Tornado en Aumsville, sureste de Salem Bicentenario de Independencia de México Congreso de Jóvenes de Portland Mundial Sudáfrica 2010 Terremoto en Chile Haití sumida en la destrucción Fiesta de la Virgen de Guadalupe Mes de la Hispanidad 2009 Visita de Obama al Papa en El Vaticano Papa en visita a Tierra Santa Posesión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama Bodas de Plata del Arzobispo John Vlazny Reunificación de la Familia Díaz Elecciones 2008 Beatificación en Roma Jornada Mundial de la Juventud 2008 en Sydney Ingrid Betancourt- Momentos de libertad Un año de la Redada en Portland-Junio 2008 Visita del Papa a Estados Unidos-Abril 2008 Galería de Fotos

Binational Health Week 2017

Inicio : Comunidad y Fe : Columna Arzobispo Alexander K. Sample 22 de Septiembre de 2017

5 de Agosto de 2014 12:05:00 PM
Tiempo de cambios este Verano

Arzobispo Alexander K. Sample


Decir que ‘a nadie le gusta el cambio’ suena como una frase hecha. No sé si para ustedes sea verdad, pero lo que sí sé es que no es fácil asimilar el cambio, aun cuando los cambos se necesitan.

En el Centro Pastoral, la oficina central de la Arquidiócesis estamos viviendo cambios importantes. Como ustedes saben, la Arquidiócesis de Portland da servicio a muchas parroquias y escuelas del Oeste de Oregón. Puedo decirles que estos cambios no son fáciles de hacer, pero necesitamos hacerlos para que podamos avanzar con el trabajo de la Nueva Evangelización de la Iglesia local.

Cuando llegué aquí como su Nuevo Arzobispo hace más de un año, decidí que durante mi primer año me dedicaría a conocer la Arquidiócesis de Portland. Hice lo más que pude para escuchar, observar y aprender. Se trataba de evaluar el estado actual de las cosas, tanto dentro de las oficinas del Centro de Pastoral y de toda la Arquidiócesis en el Oeste de Oregón. También incluyó un intento por identificar objetivamente las necesidades de esta comunidad de fe en la Arquidiócesis.

Al mismo tiempo, he pasado mucho tiempo en oración y reflexión sobre la misión que Jesucristo me ha confiado como pastor llamado a ejercer mi ministerio aquí y a dirigir esta Iglesia local según la mente y el corazón del Buen Pastor. De ninguna manera soy perfecto ni infalible (¡pregunten a mi madre!). Pero como dicen, mi corazón está en el lugar correcto. Sólo quiero lo que Dios quiere para nosotros y lo que nos ayudará a todos a alcanzar la meta de nuestra fe, es decir, la salvación.

Ya he identificado algunas de mis principales prioridades para seguir adelante. Éstas incluyen, pero no se limitan a lo siguiente: La educación, la catequesis y la formación en la fe de nuestro pueblo, desde los primeros días de la infancia y en los años de alto nivel; la revitalización, la renovación y la reforma del culto divino que ofrecemos a Dios en la sagrada liturgia y en los sacramentos de la Iglesia; y el servicio de la caridad a todos nuestros hermanos y hermanas más necesitados. Se incluye en todo esto tener una aguda conciencia y atención a la diversidad cultural presente en nuestra Iglesia local.

Estos son los "tres frentes" o áreas de enfoque de la Nueva Evangelización: la formación en la fe, el culto divino y el servicio de la caridad. Hay muchas otras necesidades, por ejemplo, el matrimonio y la vida familiar y en el ministerio de jóvenes adultos, pero están esencialmente relacionadas con estas tres áreas de enfoque.

Después de pasar mi primer año aquí, decidí recurrir a consultores externos que son expertos en la reorganización y reestructuración de las entidades de la Iglesia. Ellos vinieron muy bien recomendados por los demás, y han demostrado ser un valioso grupo para ayudar a evaluar el estado actual de las cosas y trazar un camino a seguir. Con toda honestidad, confirmaron mis propias observaciones, pero también surgieron algunas otras cosas de las que yo no estaba consciente.

Como resultado de este estudio, mi evaluación de sus observaciones y recomendaciones y mis propias observaciones durante este último año, hemos comenzado a implementar cambios significativos en nuestras operaciones en el Centro Pastoral. Esto lo hacemos con el fin de responder mejor a las necesidades actuales y para responder a esas necesidades con más eficiencia, manteniendo un fuerte enfoque en la misión de la Iglesia y de las prioridades que se han identificado.

Una parte importante de esta reorganización implica los cambios de personal. A fin de permitir adelantar con esta nueva visión y hacer planes para nuestro futuro juntos, varias personas clave del personal están terminando sus servicios como empleados de la Arquidiócesis. Además, un empleado con mucho tiempo de servicio ha tenido la oportunidad de jubilarse. Todos han coincidido en brindar ayuda durante el mes de transición.

Quiero expresar pública y sinceramente mi gratitud a estas personas por todos sus años de servicio fiel a Cristo y a su Iglesia aquí en la Arquidiócesis. Estaremos siempre agradecidos por las contribuciones que han hecho en la edificación del Cuerpo de Cristo. Su partida no debe de ninguna manera disminuir sus roles significativos en la historia de esta Iglesia local.

Por lo tanto, el cambio es difícil e implica un cierto sentido de la pérdida, como cuando los viejos amigos se van. Deseo expresar que, aunque es natural ver esos cambios profundos y significativos como una crítica o rechazo del pasado, sinceramente, no quiero que se vea de esa manera. No tengo más que el más profundo respeto y gratitud por esta buena gente. Casi todos ellos estuvieron aquí durante tiempos muy difíciles y desafiantes para la Arquidiócesis. Su dedicación y arduo trabajo hizo que esta Iglesia local saliera de la bancarrota y comenzara a reconstruirse.

Pero con los nuevos tiempos vienen cambios en las prioridades y necesidades. Para que podamos avanzar y enfrentar los desafíos que enfrentamos hoy y en el futuro, hace falta un reordenamiento y una "búsqueda de las herramientas" necesarias en este momento. Es con un gran sentido de Misión y entusiasmo que avanzamos juntos. Habrá una cierta reestructuración de las oficinas, incluso a medida que comenzamos a llenar posiciones vacantes y nuevos puestos de personal. Humildemente, pido sus oraciones a medida que empezamos a reconstruir y mirar hacia un futuro lleno de esperanza.

Y, por favor, recuerden en sus oraciones a los miembros del personal que se marchan y a sus familias. Que Dios los guíe y encuentren un nuevo camino.

 

 





Búsqueda Avanzada


Copias Parroquia

Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved