Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | EL CENTINELA ARCHIVO
El Centinela | Portland, OR Domingo, 24 de Septiembre de 2017
Peregrinos de Portland recorren las calles con la Virgen de Fátima Celebraciones por el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima Misa Mariachi 2017 Cinco de Mayo 2017 Marcha del 1ro. de Mayo 2017 Conferencia Pastoral de Ministros 2017 Semana Santa 2017 Reliquia del Papa Juan Pablo II Caminando con Jesús PDX Rito de Elección 2015 Misa Maya con Arzobispo Alexander Sample Concierto 'Vive tu Fe' Misa Mariachi Cinco de Mayo Ordenación Obispo Peter Smith Canonización en Roma Semana Santa 2014 Misa del Santo Crisma Pascua Juvenil 2014-Turner, OR. Bring Them Home/Traerlos a Casa Libertad Religiosa Cinco de Mayo Visita del Papa a México y Cuba Ciudadanía para Mónica Diaz Virgen de Guadalupe 2011 Jornada Mundial de la Juventud- Madrid 2011 Misa Mariachi en el Cinco de Mayo con Arzobispo John Vlazny Terremoto y Tsunami en Japón Beatificación de Juan Pablo II Tornado en Aumsville, sureste de Salem Bicentenario de Independencia de México Congreso de Jóvenes de Portland Mundial Sudáfrica 2010 Terremoto en Chile Haití sumida en la destrucción Fiesta de la Virgen de Guadalupe Mes de la Hispanidad 2009 Visita de Obama al Papa en El Vaticano Papa en visita a Tierra Santa Posesión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama Bodas de Plata del Arzobispo John Vlazny Reunificación de la Familia Díaz Elecciones 2008 Beatificación en Roma Jornada Mundial de la Juventud 2008 en Sydney Ingrid Betancourt- Momentos de libertad Un año de la Redada en Portland-Junio 2008 Visita del Papa a Estados Unidos-Abril 2008 Galería de Fotos

Binational Health Week 2017

Inicio : Comunidad y Fe : Columna Arzobispo Alexander K. Sample 24 de Septiembre de 2017

20 de Junio de 2014 9:33:00 AM
Bajo el manto de la Virgen María

Arzobispo Alexander K. Sample


Uno de los momentos más conmovedores para mí desde la elección de nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, ocurrió el día después de su elección. El Papa Francisco fue a la basílica romana de Santa María Mayor. Allí oró ante el imagen de Nuestra Señora bajo su título “Protectora del Pueblo Romano”, una imagen muy querida de los fieles de Roma. ¿Cuál fue el primer instinto del Papa Francisco después de su elección como pastor supremo de la Iglesia Universal? Correr hacia nuestra Santísima Madre para pedir su amor, dirección y protección.

Compartí un sentimiento similar cuando vine aquí para ser su Arzobispo en el oeste de Oregón. Es un sentimiento que se ha quedado conmigo desde mis primeros días como seminarista hace 28 años. Consagré mi vocación a Nuestra Señora en mi primer retiro como seminarista. Y luego, antes de ordenarme como sacerdote, consagré mi sacerdocio a ella. Repetí esta consagración cuando me ordené como Obispo y luego cuando vine aquí a la Arquidiócesis de Portland. Renuevo esta consagración cada año durante mi retiro anual.

Y con este sentimiento devoto profundamente puesto en mi corazón es que consagraré, como su pastor, la Arquidiócesis de Portland a Nuestra Señora el 28 de junio, en la Memoria del Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen María. Haré esta consagración a Nuestra Señora bajo el título “El Corazón Inmaculado de Nuestra Señora de Fátima”. Ahora me gustaría explicar las razones de mis acciones.

Otra
 vez, voy a seguir los pasos de nuestro Santo Padre. Dentro de los primeros meses de su pontificado, el Papa Francisco personalmente pidió al Patriarca de Lisboa en Portugal, el Cardenal Policarpo, consagrar su pontificado a Nuestra Señora de Fátima. También, en octubre de 2013, el Papa Francisco mandó que trajeran la estatua original de Nuestra Señora de Fátima a Roma y allí consagró todo el mundo al Inmaculado Corazón de María ante esta imagen de Nuestra Señora.

Como el Santo Padre he visto que es apropiado confiar su pontificado, y hasta el mundo entero, al cariño amoroso y materno de Nuestra Señora. Así que, creo que es apropiado seguir su ejemplo y confiar el oeste de Oregón a su cariño y protección especial. Nuestra Arquidiócesis ya tiene como patrona a la Santísima Madre bajo su título de la Inmaculada Concepción. Me parece apropiado que renovemos nuestra consagración a Ella durante este tiempo importante en la historia.

Nos enfrentamos con muchos retos hoy en día mientras que intentamos vivir en el mundo. No menos es la desintegración rápida del matrimonio y la familia en la sociedad. Muy rápidamente estamos perdiendo lo que siempre se ha visto como la base de la sociedad civil y la comunidad de la Iglesia. La cifra de divorcios, aun entre los católicos, ha subido a niveles alarmantes. Muchas parejas conviven antes de casarse. Otras viven sin pensar en casarse. El número de niños que nacen fuera del matrimonio o crecen sin una familia, incluso una madre y un padre en la misma casa, es demasiado alto. Y ahora vemos los esfuerzos de redefinir lo que es el matrimonio en sí —aquí en Oregón y en todo el país.

Estas amenazas a la dignidad, santidad y estabilidad del matrimonio y la vida familiar no deben ser menospreciadas por nadie. Debemos hacer todo lo posible por promover, apoyar y fortalecer lo que Dios ha diseñado para la familia humana cuando se trata de la alianza del matrimonio y la esencia de la vida familiar. El Papa Francisco ciertamente ha enfocado sus prioridades en la familia. Pero nuestros esfuerzos en cuanto a este asunto no pueden residir solamente en el esfuerzo y estrategia humana. También tenemos que recurrir a Dios para pedir su ayuda espiritual en esta lucha por las almas de nuestra sociedad.

Así pues, en esta consagración a Nuestra Señora, pediremos a ella interceder ante Dios por nosotros, por la protección y fortaleza de matrimonios y familias en nuestra Arquidiócesis. También pediremos su ayuda para obtener las gracias necesarias para el trabajo de la evangelización, servicio a los pobres y nuestro crecimiento comunitario en la fe, la esperanza y el amor. Pero sin familias fuertes y comprometidas, nuestros esfuerzos en los otras áreas estarán en peligro de fracasar. En su homilía para comenzar el Sínodo de Obispos sobre la Nueva Evangelización en 2012, el Papa Benedicto XVI dijo, “Hay un lazo obvio entre la crisis de fe y la crisis del matrimonio. Y, como ya ha dicho la Iglesia por mucho tiempo, el matrimonio está llamado a ser no solamente el objeto de la Nueva Evangelización, sino el sujeto”.

Entonces, recurrimos a Nuestra Señora, la Madre de la Sagrada Familia, a ayudarnos. ¡Nos colocamos a nosotros mismos, nuestra Iglesia y especialmente nuestras familias bajo su manto amoroso para pedir su protección y cuidado. Yo les pido a todos que se unan a mí en esta consagración. Me encantaría ver la Catedral llena de fieles el sábado 28 de junio a las 2.00 de la tarde. Me doy cuenta de que la mayoría de ustedes no va a ser capaz de unirse a mí en persona. Por eso le he pedido a todos los sacerdotes de la Arquidiócesis que se unan a mi durante el fin de semana del 28 y 29 de junio para hacer la oración de la consagración conmigo en las parroquias locales.


Tendremos una imagen peregrina de Nuestra Señora de Fátima presente en la Catedral para la consagración. Esta imagen en particular de la Virgen fue bendecida por el mismo Papa Francisco y permanecerá en la Arquidiócesis hasta el primer sábado de julio. También tendremos con nosotros uno de los capellanes sacerdotes del santuario de Nuestra Señora de Fátima en Portugal como delegado especial del Santuario para esta consagración.

¡Que Nuestra Señora ruegue por nosotros y nos conceda todas las gracias necesarias para vivir nuestra fe en tiempos difíciles. Con confianza pongámonos bajo el manto de su amor maternal, su cuidado y protección!

 

 

 

 



Noticias Relacionadas:
• Arzobispo Alexander Sample consagró la Arquidiócesis a María
• Arzobispo Alexander Sample consagrará la Arquidiócesis a la Virgen de Fátima



Búsqueda Avanzada


Copias Parroquia

Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved