< Full site
El Centinela Mobile

Con Cristo la alegría vuelve a nacer


Servicio Católico de Noticias
"Espíritu de Dios empuja a toda la Iglesia para ir adelante en el mundo", comentó Mons. Christophe Pierre, Nuncio Apostólico en Estados Unidos, a los asistentes al V Encuentro.

GRAPEVINE (ACI).- El Nuncio Apostólico en Estados Unidos, Mons. Christophe Pierre, alentó a los participantes del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana a encontrarse personalmente con Cristo, porque con Él “la alegría vuelve a nacer”.

En su discurso a los más de 3.000 participantes del V Encuentro, el Arzobispo explicó que, como lo dijo Benedicto XVI y el Papa Francisco, es necesario encontrarse con el Señor antes de ser misionero.

En el evento titulado “Discípulos Misioneros: Testigos del amor de Dios”, el Nuncio destacó que quienes aceptan el ofrecimiento de Jesús “para ser salvados, pueden luego liberarse del pecado, de la tristeza, del vacío interior y de la soledad porque con Cristo la alegría vuelva a nacer constantemente”.

“Ser cristiano no es el resultado de una opción ética, de una idea elevada, sino del encuentro con un evento, con una persona, que le da a la vida un nuevo horizonte y una dirección decisiva”, dijo Mons. Pierre refiriéndose a la parte inicial de la encíclica Deus caritas est de Benedicto XVI.

“La alegría del encuentro con Cristo da vida al misionero, que luego puede salir a encontrarse con el pueblo de Dios”, agregó.

Citando luego la encíclica Evangelii Gaudium del Papa Francisco, el Arzobispo destacó que una Iglesia llena del “impulso misionero” puede canalizar “sus costumbres, forma de hacer las cosas, tiempos y horarios, lenguajes y estructuras para la evangelización del mundo y no para su propia preservación”.

“Así como el viento empuja un velero y hace que este se mueva en el agua, así también el Espíritu de Dios empuja a toda la Iglesia para ir adelante en el mundo, atenta a los signos de los tiempos y las necesidades de la gente, desechando todo lo que es obsoleto”, prosiguió.

De este modo, las personas podrán convertirse cada vez más, también los pastores y los líderes de la Iglesia, si escuchan y “aprenden de las distintas personas a las que sirven”. “Las experiencias religiosas de las personas, incluyendo las de los latinos, son un lugar auténtico de encuentro con Dios”, resaltó. “La conversión pastoral significa salir de la mera conservación hacia un ministerio pastoral decidido. La conversión pastoral y misionera va de la mano con la conversión de actitudes”, añadió.

El Nuncio expresó asimismo que una Iglesia misionera no teme salir a las “periferias” geográficas y culturales para encontrar a las personas y llevarles a Dios. “Es mi sincera esperanza que así como nos reunimos estos días, podamos llegar a ser la Iglesia que Cristo quiere que seamos”, subrayó.

“Con Jesús al centro de nuestras vidas, nuestras conversaciones y nuestros ministerios, confiados en que la Virgen de Guadalupe nos acompaña e intercede por nosotros, que siempre sigamos adelante con esperanza, haciendo que los demás conozcan la alegría del Evangelio”, concluyó el Arzobispo.





 

El Centinela Home


< Full site